fbpx
Home > México > A pesar de pruebas, dejan libre a presunto feminicida en Guerrero

A pesar de pruebas, dejan libre a presunto feminicida en Guerrero

En los últimos meses, la habían amenazado con quitarle a su hija de 7 años, “incluso hasta su casa”


Chilpancingo, Guerrero / Josefina Aguilar Pastor (SemMéxico).- Familia víctima de feminicidio, denunció negligencia y omisión de la Fiscalía General del Estado (FGE), para investigar y detener a los responsables del asesinato de una mujer y el rapto de una menor de 7 años, a pesar de encontrar el arma utilizada en la casa de los sospechosos, tras unas horas de detención, los liberaron.

Este martes, Maricarmen Valadez Vázquez, y José Manuel Vázquez Ramírez, hija y hermano respectivamente, ofrecieron una conferencia de prensa, para dar a conocer la negligencia y omisión, con la que ha venido actuando la FGE, para investigar y detener a los responsables del feminicidio de Sendy Vázquez Ramírez.

Narraron, que el feminicidio ocurrió el pasado 4 de diciembre, en la colonia Asentamientos Humanos, en Chichihualco, cabecera del municipio de Leonardo Bravo, entre las 8 y 10 de la noche.

Sendy se dedicaba a vender crema y queso, su cuerpo fue encontrado en el patio de su casa, el día 5 de diciembre, por la persona que diariamente le entregaba la leche para elaborar los productos con los que sostenía a sus dos hijas. Presentaba golpes en todo el cuerpo, y una cortada profunda en el cuello producida por arma blanca.

Fue el vendedor de la leche, el que dio parte a sus familiares, que viven no muy lejos de la casa de Sendy, y ellos avisaron a las autoridades. “Se ve que primero la golpearon, le clavaron un cuchillo en el cuello”, expuso José Manuel Vázquez.

También presumen que fue asesinada dentro del domicilio, y sacaron el cuerpo, que estaba en una posición “muy acomodada”, incluso le cambiaron la ropa, el vestido con que fue encontrada, no tenía una sola mancha de sangre, además de que el piso de la casa mostraba rastros de haber sido recientemente lavado.

Como principales sospechosos, señalaron al ex esposo de Sendy, Javier Valdez Millán, y a su actual pareja, Roberto Rayo Pérez, quienes, en los últimos meses, la habían amenazado con quitarle a su hija de 7 años, “incluso hasta su casa”.

En las pesquisas, encontraron en la casa de la pareja de Javier Valdez Millán y Roberto Rayo Pérez, dos tubos con los que presumen golpearon a Sendy, ropa quemada, tratando de borrar la evidencia, así como el cuchillo con el que supuestamente habrían cometido el crimen. Javier mostraba rasguños en el cuello, que al parecer recibió cuando la víctima defendió su vida.

Con el señalamiento directo de los familiares de Sendy, de Javier Valdez Millán y Roberto Rayo Pérez fueron detenidos y emitidos a declarar en las instalaciones de la FGE, sin embargo, a pesar de todos los indicios, la instancia investigadora los liberó la misma noche del 5 de diciembre, “por falta de pruebas”, “cuando ellos ya tenían el arma, los tubos que fueron encontrados en su casa, había muchas evidencias y eran las únicas personas con las que tenía problemas sobre todo con la pareja de mi papá”, narró Maricarmen Valadez.

En estos hechos, también desapareció María Fernanda, menos de 7 años, hija de Sendy y Javier, motivo también de disputa. Al denunciar la desaparición, la FGE, activó la alerta Amber, sin embargo, a pesar también del señalamiento de que fue el padre de la menor y su pareja quienes se la habrían llevado, la instancia investigadora, los dejó libres y hasta el momento, no los ha vuelto a citar.

Maricarmen Valdez, comentó que a inicio del mes de enero, su padre fue visto en el edificio Juan M. Alvarez en Chilpancingo, entrando en la oficina del registro civil, al parecer para tramitar documentos de la menor desaparecida, de esto fue notificada la Fiscalía “y tampoco hizo nada”.

Sendy y Javier, tenían 5 años de separados, debido a sus problemas de él con el alcohol. Eran vecinos, los dividía solo la pared de la casa. Constantemente discutía con la nueva pareja de su ex esposo, quien la amenazaba y agredía, hasta que finalmente señala la familia de Sendy, cumplieron sus amenazas asesinándola y llevándose a la menor, de la que hasta el momento, no saben nada.

A dos meses –hoy se cumplen- de los hechos, la familia de Sendy Vázquez Ramírez, pide justicia “que la fiscalía haga su trabajo y de resultados, que digan si tienen alguna pista sobre ellos o no van a hacer nada”, exigió José Manuel, en su desesperación, “queremos que regresen a María Fernanda, no sabemos para que la quieren, él ni siquiera se hacía cargo de ella, no siquiera le hablaba, y ella está muy acostumbrada a nosotros y estamos seguros que quiere regresar con nosotros”, clamaron Maricarmen y José Manuel.

 

Print Friendly, PDF & Email