fbpx
Home > México > En riesgo la paridad en ámbito local

En riesgo la paridad en ámbito local

Desaparecer OPLEs pone en riesgo la paridad en ámbito local

Anayeli García Martínez.- La Cámara de Diputados trabaja en un proyecto de reforma electoral que podría trabar el cumplimiento de la paridad de género y frenar la llegada de más mujeres a cargos legislativos a nivel local.

En concordancia con la política de austeridad del presidente Andrés Manuel López Obrador, en San Lázaro se redacta una reforma electoral que incluye desaparecer los Organismos Públicos Electorales Locales (OPLEs), creados apenas hace cinco años.

La intención de eliminar los OPLEs se ha expresado en voz del coordinador del Grupo de trabajo creado para analizar este tema, Sergio Gutiérrez Luna, quien ya presentó una iniciativa difundida durante los foros realizados del 11 al 20 de junio para analizar la propuesta.

El también diputado por Movimiento Regeneración Nacional (Morena) aseguró que desaparecer estos organismos generaría un ahorro de entre 7 mil y 9 mil millones de pesos en un año sin elecciones, y de 5 mil millones si es año electoral.

Gutiérrez Luna sostuvo que los próximos cambios normativos no van a “poner en riesgo nada”; sin embargo, la mayoría de las y los consejeros del Instituto Nacional Electoral (INE) y de los OPLEs se han manifestado en contra de la propuesta.

Al respecto, la consejera del INE, Dania Paola Ravel Cuevas, explicó en entrevista con Cimacnoticias la importancia de estos organismos en la garantía y vigilancia de los derechos políticos-electorales de las mujeres y las implicaciones de su desaparición.

Igualdad a novel local

La reforma político-electoral de 2014 estableció la creación de los OPLEs para organizar las elecciones locales, otorgar prerrogativas a candidatos y partidos políticos, realizar actividades de educación cívica y organizar mecanismos de participación ciudadana, entre otras tareas.

Con la creación de estos organismos, la reforma también elevó a rango constitucional la paridad de género, es decir, obligó a los partidos políticos a dar 50 por ciento de sus candidaturas a legisladores federales y locales a las mujeres.

Adicionalmente, la normativa de hace cinco años elevó el porcentaje de financiamiento público que los partidos deben destinar para la promoción y desarrollo del liderazgo político de las mujeres, con lo que se incrementó del 2 al 3 por ciento.

Desde entonces, un papel importante de los OPLEs fue vigilar y registrar las candidaturas a cargos locales y supervisar que los partidos cumplieran con la paridad de género y no colocaran a las candidatas exclusivamente en distritos perdedores.

La consejera del INE e integrante de la Comisión de Vinculación con los Organismos Públicos Locales, aseguró que “es peligroso” desaparecer estos consejos técnicos que ya tienen conocimiento especializado en materia electoral.

En opinión de Ravel Cuevas, los organismos locales han sido defensores de la participación política de las mujeres por medio de sus acuerdos y decisiones en los procesos electorales. “Los OPLEs han establecido criterios interesantes que constituyen buenas prácticas en la materia”, mencionó.

“Me parece que ya estamos llegando a las últimas discusiones en el tema de la postulación paritaria. Hemos trabajo mucho en esa materia desde que se hizo la reforma al artículo 41 constitucional en 2014”.

“Se han empezado a hacer criterios o legislaciones en el ámbito local que propician la postulación paritaria para todos los cargos, no nada más para las legislaturas federales y locales. Ahora tenemos que empezar a hablar de integraciones paritarias”, advierte.

La consejera mencionó que los organismos locales emitieron criterios a favor de las candidatas en casos donde, tras una jornada electoral, el Congreso se integró por una mayoría de hombres electos por mayoría relativa.

Con estos criterios, los OPLEs emitieron lineamientos para otorgar las diputaciones por representación proporcional a las mujeres que los partidos postularon por esta vía.

“En eso los OPLEs han marcado un paso al frente. Por ejemplo, cuando advertían que iba a haber una subrepresentación (de mujeres) en los Congresos de los estados, lo que hicieron fue compensar por la vía de representación proporcional”.

Esta iniciativa fue implementada por primera vez en el OPLE de Morelos. En 2015, el Instituto Morelense de Procesos Electorales y Participación Ciudadana (Impepac) asignó a las mujeres las diputaciones locales por la vía plurinominal para lograr que se conformara un Congreso paritario.

Aunque la iniciativa fue apoyada por el movimiento de mujeres y defensoras de los derechos políticos, los criterios del Impepac fueron impugnados por los partidos políticos. No obstante, la iniciativa fue replicada en los organismos electorales de Zacatecas, Aguascalientes, Quinta Roo y Durango.

“Eso ayudo a que tuvieran integraciones paritarias. Eso es algo que se tiene que empezar a ver en las legislaciones para que verdaderamente se logre la finalidad de cuando se hizo la reforma en materia de paridad: que tengamos órganos colegiados integrados por 50 por ciento de hombres y 50 por ciento por mujeres”.

Política de Austeridad

El diputado Sergio Gutiérrez Luna explicó, en la iniciativa de reforma que presentó en la Cámara baja, que sólo en 2018 los OPLEs tuvieron un presupuesto de 14 mil millones de pesos para su sostenimiento y la organización de 24 elecciones, además de algunas inconsistencias en su labor.

El centro de la reforma del Estado y electoral es disminuir costos, pero para la presidenta de la Comisión temporal para el fortalecimiento de la igualdad de género y no discriminación en la participación política, se trata de “cuestiones que tenemos que repensar de manera mucho más profunda”, consideró.

“Hablando en general, ¿qué consecuencias acarrearía la desaparición de los OPLEs?, Tendríamos (en el INE) que asumir todo lo que venían haciendo. Una de las cuestiones donde nosotros no tenemos experiencia es en cuestiones específicas locales ciudadanas”.

Ravel Cuevas, quien también fue consejera electoral en el Instituto Electoral del Distrito Federal de 2014 a 2017, señala que el INE no tiene experiencia organizando consultas locales o elecciones de comités ciudadanos o consejos de los pueblos.

“Y vamos a perder la experiencia que ya han tomado los OPLEs en este ámbito. Lo que advierto es que con la estructura que tenemos ahora en el INE no podríamos hacer frente a ese tipo de facultades y atribuciones que tienen los OPLEs”.

“Me parece, a reserva de hacer un análisis muy exhaustivo, que tendríamos (en el INE) que incrementar nuestra plantilla laboral para asumir todas las estructuras de los OPLEs y poder afrontar todas estas atribuciones. Entonces, el gasto que se pensaba eliminar no va a ocurrir así, o por lo menos va a ser muy marginal lo que se va a reducir”.

Otro argumento de legisladores de Morena, por ejemplo, del diputado Mario Delgado y del senador Martí Batres, es que los institutos electorales locales no funcionan.

Un ejemplo de ineficiencia ocurrió en 2015 cuando los consejeros del Instituto de Elecciones y de Participación Ciudadana de Chiapas (IEPC) aprobaron las listas de candidaturas de los partidos políticos sin verificar que se cumpliera con el principio de paridad de género.

Tras una denuncia pública de mujeres, el caso llegó al INE, que confirmó los hechos y decidió remover a tres de los consejeros; pero el asuntó también lo conoció la Sala Superior del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación que confirmó la resolución del INE y solicitó la remoción de los cuatro restantes.

En la reflexión de Dania Ravel, el caso de Chiapas mostró los beneficios de la reforma de 2014 porque dio la oportunidad al INE de revisar el actuar y el cumplimiento de las obligaciones de los consejeros locales, algo que antes no se tenía.

Hasta hoy, mencionó, el funcionamiento de los OPLEs y el INE está enmarcado en un círculo virtuoso porque el INE hace la designación de consejeros electorales con un alto estándar de calidad y en caso de que no cumplan con sus funciones tienen la facultad de removerlos.

“Tenemos un procedimiento especial que se llama -procedimiento de remoción de consejeros electorales. Conocemos, ahí, si efectivamente existe una causal de infracción de responsabilidad por la falta y tengamos que remover a algún consejero”.

En 2014 se determinó que la integración de los OPLEs saliera de la competencia de los Congresos porque en ese entonces los poderes legislativos locales designaban a los consejeros electorales; por lo tanto se estableció que la función de designar y remover a los consejeros de los nuevos OPLEs fuera del Consejo General del INE.

ctualmente el Consejero General del INE designa a los consejeros de los OPLES a través de un procedimiento que incluye un examen de conocimientos que califica el Ceneval; quienes obtienen las mejores calificaciones pasan a una segunda etapa donde deben hacer ensayo presencial con un tema que no conocen con antelación.

Ese examen es calificado por una institución especializada por el Instituto de Investigaciones Jurídicas de la UNAM y en algunos casos El Colmex, cuando los aspirantes logran pasar esos filtros, se revisa su trayectoria curricular, después pasan a una entrevista con los consejeros del INE y de allí se eligen los perfiles.

Ahora, la propuesta es que desaparezcan los organismos y se creen consejos locales, cuyos consejeros sean designados por la Cámara de Diputados. “Nosotros estaríamos perdiendo esa posibilidad de hacer esta designación de perfiles mucho más técnicos”.

“Hay que hacer varias reflexiones en torno a una reforma, sea la que sea, para poder hacer un análisis de lo que ha funcionado y lo que queremos perfeccionar a partir de la experiencia de 2018 donde tuvimos 30 elecciones concurrentes con una elección federal”, aseguró Ravel Cuevas.

Después de las elecciones locales de 2018, organizadas por los Organismos Públicos Locales Electorales, los Congresos de la Ciudad de México, Guanajuato, Nuevo León y Veracruz alcanzaron la paridad y los de Aguascalientes, Campeche, Estado de México, Puebla, Tabasco, Yucatán quedaron a unas décimas del 50-50

 

Fuente: CIMAC Noticias

Print Friendly, PDF & Email