fbpx
Home > Opinión > Maternidades elegidas y planeadas, no obligadas por Gely Pacheco

Maternidades elegidas y planeadas, no obligadas por Gely Pacheco

Gely Pacheco, es militante feminista, fundadora del portal periodístico ‘’Voces Feministas’’, integrante de la Red Colectiva Ciudadana contra el Feminicidio en Chiapas y actualmente es titular de la Secretaría para la Igualdad de las Mujeres del Ayuntamiento de Tuxtla Gutiérrez.

Gely Pacheco | @GeLypm

El pasado sábado 19 de octubre, por la mañana fue la premier en Tuxtla Gutiérrez de la película “Inesperado” (“Unplanned”). Una película financiada en gran parte por el empresario estadounidense Michael Lindell, quien vendía almohadas “milagrosas y mágicas” en el país vecino. Casi, casi quien apoyará su cabeza sobre una, te curaba de todo mal; debido a estas mentiras tuvo que pagar multas millonarias. Algo similar a lo que transmite esta cinta. Maternidades obligadas para terminar con todos los problemas que aquejan a la sociedad y reconstruir el tejido social.

Eduardo Verástegui, actor, productor mexicano y director ejecutivo de la película, estuvo en la premier en Chiapas acompañado por la Senadora Sasil de León. Quien ha encontrado junto con ella y otras legisladoras federales aliadas para traer la película a México y realizar las diferentes premiers en los Estados que representan como “embajadoras”.

De acuerdo con el comunicado, las embajadoras de la película son:  las senadoras Lilly Téllez García (MORENA/Sonora), Alejandra Reynoso Sánchez,” la Wera Reynoso” (PAN/Guanajuato), Sasil de León Villard (PES/Chiapas), Martha Márquez Alvarado (PAN/Aguascalientes), Claudia Valderas Espinoza (MORENA/Veracruz), y las Diputadas Sara Rocha Medina (PRI/San Luis Potosí), Geraldina Herrera Vega (MC/Jalisco), Madeleine Bonnafoux Alcaraz (PAN/Sonora), Elba Lorena Torres Díaz (PES/Aguascalientes), Adriana Teissier Zavala (PES/Quintana Roo), Norma Guel Saldivar (PRI/Aguascalientes), Margarita Flores Sánchez (PRI/Nayarit), Ana Paola López Birlain (PAN/Queretaro), Soraya Pérez Munguía (PRI/Tabasco), Carolina García Aguilar (PES/Estado de México), y la ex diputada Paola Félix Galico, quien ahora trabaja en el gobierno de CDMX. Quienes fomentan argumentos autonomistas basadas en sus creencias personales para nada comprometidos con la democracia y su laicidad establecidas en la Constitución Mexicana y en la la Ley de Asociaciones Religiosas y Culto Público que establece la separación entre el Estado y la Iglesia.

La película cuenta la transformación de Abby Johnson, directora de Planned Parenthood, una asociación civil sin fines de lucro que ofrece servicios de salud reproductiva más confiable de Estados Unidos, para convertirse en una “provida” (es decir, grupos antiderechos” mal llamados provida), después de vivir una experiencia “milagrosa”. Al puro estilo hollywoodense y televisivo que han llevado a estas plataformas al declive, intentando dominar o como ellos le llaman ‘’educar’’ para transmitir sus ideologías jugando con las emociones y engañando a las personas por medio de estas industrias y sus falacias, con la “exportación” de sus valores (principalmente religiosos y de opresión), manteniendo el privilegio de clases y de género, distorsionando la realidad.

Argumentos como el del Fray Julián Cruzalta, de la Red Católicas por el Derecho a Decidir en México, ha mencionado que se suele confundir la costumbre con la ética. Que se deben separar los principios, valores y creencias para entablar un diálogo al respecto. ¿Qué si hay razones para legislar al respecto y otorgar el derecho a decidir sobre nuestros cuerpos?

Fotografía: Stephanía González

 

De acuerdo al Grupo de Información en Reproducción Elegida (GIRE), en México, se cometen al menos 600 mil delitos sexuales cada año; nueve de cada diez víctimas son mujeres; cuatro de cada diez de ellas tienen menos de 15 años de edad. De manera alarmante, el lugar en el que más seguras deberían de estar las mujeres, es en donde se producen la mitad de los delitos sexuales: sus hogares, en esas familias tradicionales. Y el 60 por ciento de las veces, sus agresores resultan ser familiares o personas conocidas. Cada día, en el país se realizan más de 1,640 denuncias de delitos de violencia sexual, pero lo más preocupante es que esta elevada cifra representa solamente 10% de lo que en realidad sucede.

Con respecto a las niñas y adolescentes mexicanas, factores como la violencia sexual se asocian con la alta tasa de embarazos durante ese periodo vital. Según datos del Instituto Nacional de Geografía y Estadística (INEGI), en 2018 Coahuila, Guerrero y Chiapas obtuvieron las mayores tasas de embarazo adolescente.

De acuerdo a la activista e integrante de Red por los Derechos Sexuales y Reproductivos en México en Chiapas, Zedxi Fiallo:

‘’El aborto no debe discutirse desde la moral o desde las creencias religiosas, sino como un asunto de salud pública, de justicia social y de derechos humanos, dentro del marco de laicidad. Se debe legislar de acuerdo a argumentos científicos, los cuales nos dicen que un embrión de 12 semanas no es una persona (Comité Nacional de Bioética) y carece de sensaciones, conciencia y capacidad de viabilidad extra uterina. Finalmente, garantizar el derecho de las mujeres a decidir sobre sus cuerpos significa armonizar nuestra legislación local con la legislación internacional en materia de DDHH, la cual insta al Estado Mexicano, desde hace décadas, a garantizar la Interrupción Legal del Embarazo, permitiendo que las mujeres hagan efectiva con esa decisión su acceso a derechos humanos fundamentales como la vida, la salud, la libertad y el libre desarrollo de su personalidad’’.

Un embrión de 12 semanas no tiene conciencia, es decir, no es capaz de sentir dolor ni satisfacción. Esta es la conclusión a la que ha llegado la ciencia. Sin embargo, muchas personas siguen queriendo tener una razón equivoca.

Y leyendo a Zedxi, me acuerdo del siguiente video:

Lo que las personas creen que va a pasar si se legaliza el aborto…Dejo esta joyita de Malena Pichot💚

Posted by Mariana Díaz on Thursday, June 7, 2018

 

Garantizar el Derecho a Decidir sobre nuestros cuerpos, no es sinónimo de que todas las mujeres saldremos corriendo a los hospitales, con médicos o médicas a interrumpir los embarazos. Simplemente abrir la puerta para acceder a un derecho para quién decida ejercerlo. Promovamos, respetemos, protejamos y garanticemos los derechos humanos de niñas, adolescentes y mujeres a través de educación sexual y reproductiva para que puedan tomar decisiones libres de tabúes, moral y creencias religiosas con respecto a su reproducción y su vida.

 

aborto-legal-chiapas

Fotografía: Stephanía González

Print Friendly, PDF & Email