fbpx
Home > Mundo > Nueva York crea una ley que prohíbe el pago desigual por género

Nueva York crea una ley que prohíbe el pago desigual por género

Nueva York.- El día en que la ciudad de Nueva York honró a la Selección Nacional Femenina de Fútbol por sus victorias consecutivas en la Copa Mundial, un equipo que ha sido franco en sus demandas de equidad, el gobernador Andrew Cuomo firmó una legislación de igualdad salarial que cerraría la brecha de género en el estado.

El miércoles, Cuomo promulgó la ley que prohíbe el pago desigual por género, además de que prohíbe a las empresas preguntar a las candidatas o candidatos acerca de su historial salarial.

Igualdad de pago, el tema en discusión

Cuomo también pidió a la Federación de Fútbol de los Estados Unidos que iguale el pago que recibe el equipo nacional femenino con el del equipo nacional masculino.

El mandatario firmó la nueva ley durante el desfile que celebró a las campeonas del mundo.

Rapinoe: “Hay mucha gente que quiere un cambio”

“No hay una razón por la que las mujeres no deban cobrar lo que se les paga los hombres. Ellas son jugadoras profesionales de fútbol, tienen el mismo nivel de sus colegas varones, incluso lo hacen mejor”, declaró Cuomo.

“Si hay una razón económica, entonces los hombres deberían recibir un pago menor que iguale al de las mujeres”, añadió el gobernador. “Nueva York continuará liderando el camino hacia el futuro y se solidariza con las mujeres y las niñas en todos los rincones de este estado. Al firmar esta legislación, no solo estamos haciendo lo correcto, también estamos haciendo lo que es moral”.

Esta es la influencia de Megan Rapinoe en la Selección de Estados Unidos

Megan Rapinoe y la selección de campeonas que capitanea se consagraron en el Mundial de Francia 2019 con un histórico triunfo, al imponerse a Holanda en la final del domingo en Lyon, ante unos 60, 000 espectadores.

Pero la batalla de la Selección Femenina de los Estados Unidos no se limita a la cancha y su épica victoria sumó apoyo a su causa: igualdad salarial.

Una marea de fanáticos coreó a todo pulmón ‘Equal Pay’ (igualdad de salarios) antes de que Gianni Infantino, presidente de la Federación Internacional de Fútbol (FIFA), entregara los premios a las campeonas del mundo.

El miércoles, la ciudad de Nueva York honrará con un desfile masivo a la Selección Femenina, y aunado a los festejos, se cumplirán cinco meses del día en que las jugadoras presentaron una demanda contra su Federación, US Soccer (USSF), en reclamo por igualdad salarial y por tener los mismos beneficios que sus colegas del conjunto masculino.

“La USSF no ha logrado promover la igualdad de género”, se lee en los documentos de corte. “La USSF, de hecho, ha admitido que paga a sus jugadoras menos que a sus jugadores y ha llegado a afirmar que ‘las realidades del mercado son tales que las mujeres no merecen ser pagadas por igual que los hombres’. La USSF admite tal discriminación de género intencional incluso en momentos en que las mujeres “obtuvieron más ganancias, jugaron más partidos, ganaron más partidos, ganaron más campeonatos y/o obtuvieron audiencias televisivas más altas”.

La semana pasada, 50 miembros del Congreso enviaron una misiva a la Federación reclamando el fin de la brecha salarial, así como igualdad de los bonus por victorias.

Según explica un artículo de The New York Times, en el Mundial femenil, la FIFA había previsto otorgar unos 30 millones de dólares en premios, mientras que en el Mundial masculino disputado del año pasado en Rusia, el reparto de premios alcanzó los 400 millones.

Gianni Infantino aseguró el domingo a la prensa que la Federación ha tomado acciones contundentes para aminorar la brecha salarial.

Infantino planteo doblar la suma de los premios económicos para las jugadoras en el próximo Mundial, que se disputará en 2023, así como ampliar el número de selecciones participantes de 24 a 32.

Sin embargo, la mediocampista Megan Rapinoe demandó más rapidez para concretar la promesa del dirigente.

Rapinoe, máxima goleadora y la mejor jugadora del torneo, según la organización, reafirmó su postura tras la victoria ante Holanda.

“Es hora de pasar a la siguiente etapa. Todo el mundo está preparado para que cobremos lo mismo”, dijo a la prensa.

Según un artículo de The Guardian, existe una ley aprobada en 1972, tras la presión del movimiento feminista, que elimina la discriminación por sexo contra las mujeres en la práctica de deportes, aunque su alcance se limita en el ámbito escolar.

Para 1972, solo 700 mujeres jugaban fútbol en un nivel profesional, ya sea en la universidad o en el colegio, aunque para 1991, cuando se celebró el primer Mundial femenino, la cifra aumentó a 121.722. En 2018, la cifra alcanzó las 390.482, según el artículo.

 

Fuente: Telemundo 47

Print Friendly, PDF & Email