fbpx
Home > Opinión > Por la cuarta: El 69 es clave por Enriqueta Burelo Melgar

Por la cuarta: El 69 es clave por Enriqueta Burelo Melgar

Enriqueta Burelo Melgar Programa de la Mujer, Consejo Estatal de Población 1984, Fundadora del Departamento de Género, UNACH y fue Secretaria Municipal de la Mujer, Tuxtla Gutiérrez (2015-2018). Se ha desempeñado como articulista y conductora de televisión. Colaboró en el libro Desde mi Piel, un retrato de 20 políticas chiapanecas en el 2015.


Por la Cuarta | Enriqueta Burelo Melgar

Las bromas respecto a la sexualidad de las personas mayores de 60 años están a la orden del día, la mayoría de los jóvenes, entre los que pueden estar nuestra propia familia, nos consideran seres asexuados, que ya tuvimos nuestra oportunidad y que actualmente el deseo sexual en este grupo etario ha disminuido o que ya no tienen deseos, que sus intereses son otros, cuanto se sorprenderían quienes piensan así, que un buen porcentaje de quienes andamos en esta etapa de la vida tenemos relaciones por lo menos una vez a la semana y de una manera más libre y más gozosa, primero porque ya no somos aprendices, la experiencia hace a la maestra y el maestro, ya la cuestión estética pasa a segundo plano, a pesar de que ya algunas partes de nuestro cuerpo presentan flacidez o la gravedad hizo sus estragos, pero todo ello se suple con actitud,  con una actitud de que yo al kamasutra me lo pongo de almohada.

Los años dorados se les dice a esta etapa de la vida, y hay cierta razón en ello, es una etapa en que muchas mujeres y hombres hemos consolidado nuestro patrimonio, llegamos a la jubilación, tenemos nuestras rentas y podemos dar alegría a nuestro cuerpo como la Macarena. Afortunadamente algunas mujeres tienen a su lado a sus parejas de toda la vida, para bien o para mal, digo ello porque en ocasiones la costumbre es más fuerte que el amor como dice la canción, pero en otra ocasiones, son parejas que se conocen, que se comprenden, se respetan y se aman, y ello es la base para que la sexualidad puede ser disfrutada placenteramente.

Por otro lado tenemos a mujeres que recobraron su soltería,  por diversas razones, viudez, divorcio o porque siempre estuvieron solteras, pero ello no es obstáculo para tener pareja, sin embargo, hay que fijarse que es lo que uno quiere, quieres tener una pareja en casa con todas las de la ley, quieres tener una pareja, pero que cada quien viva en su casa,  quieres tener encuentros casuales, sin ningún compromiso, debes tener todo ello muy claro para no sufrir decepciones, y que tus días dorados, sean placenteros y gozosos.

Todavía a estas alturas nos preocupamos por si nuestra nueva pareja, si estamos en nueva línea de combate, quiere sexo oral, ya que nos gusta la literatura y quisiéramos todo por escrito, díganselo a su pareja, y si existe una relación de respeto pues el entenderá, por otra parte, todo es cuestión de perderle el miedo, el pene no muerde, y así como nosotros queremos que nos estimulen por todos lados, pues a probar, hombres y mujeres debemos cuidar nuestra higiene intima, esta es una condición importantísima.

En ocasiones las mujeres que ya rondamos los 60 y tantos, decimos, y donde vamos a encontrar pareja, si a los 30 nos costó y resulta curioso, a los jóvenes les gusta tener relaciones con mujeres mayores consideran que tienen más experiencia, les gustan cuerpos más rellenitos, que los terminemos de educar, así que dejen a un lado los prejuicios no se sientan asalta cunas, y además con un joven no tendrán los problemas que enfrentan nuestros compañeros añosos, aquí disfrutaran del entusiasmo y la energía que da la juventud, tal vez no tengan la experiencia, pero ahí entran nuestros saberes sexuales para guiarlos por los laberintos de nuestro cuerpo.

Problemas de lubricación, pues a comprarse su lubricante, los hay de sabores y que contienen ingredientes para estimular el placer, los podemos usar en el canal vaginal, y también para quienes desean incursionar en el sexo anal, que pa todas hay y también sirve para ponerlo sobre el pene cuando hacemos sexo oral y así este tendrá sabor a coco, cereza o  chocolate, sobre el sexo anal, más que preguntarle a una mujer, le pregunté a un amigo homosexual sobre si dolía, si lo disfrutaba, dado que están más familiarizados con esta práctica, no sé si nuestros cuerpos son iguales, lo que si me recomendó fue la lubricación, y que en el momento de la penetración estuviera excitada porque ello hace que se facilite y estés relajada.

El sexo anal es curioso, en mis años mozos escuché a compañeros hombres decir que algunas preferían está práctica, para llegar vírgenes al matrimonio, todavía este requisito era casi obligatorio en los años 70s, por otra parte, hoy algunos hombres, no lo sé cierto, tener sexo anal, es penetrar por un agujero virgen, porque así se los dice la pareja, y ello refuerza su sentido de propiedad y de ser el primero.

Tampoco es una ley que nuestras parejas, que ya están sacando juventud de su pasado tengan problemas de erección, en ocasiones si existe el problema debido a diabetes,  u otros enfermedades crónico degenerativas propias de la edad, aquí vale señalar que debemos dejar a un lado viejos paradigmas que todo es penetración y coito, las relaciones sexuales son algo mas es el preámbulo, la seducción, el vinito, el baile, las palabras, hoy gracias a investigaciones y a nuestras propias sensaciones, sabemos que a través de la estimulación de nuestros pezones podemos llegar al orgasmo, un 69 es muy rico, besarnos y acariciarnos, una ducha o un baño de tina juntos, ver una película erótica, la sexualidad tiene una gama diversa de manifestaciones, hay juguetes sexuales que pueden ser utilizados en la relación de pareja. Los hombres son muy fálicos y piensan que si no hay erección, no hay relación y al tener problemas de erección dejan de buscar tener sexo con la pareja”.

Es curioso que actualmente las mujeres también quieran tener una pastilla como la viagra que las estimule, para las mujeres no hay pastillas mágicas, pero si existen otras armas estar en buen estado físico, el erotismo, los preliminares, los juguetes sexuales, las fantasías, y sobre todo un buen compañero de faena.

Practicar nuevas posturas, tal vez nuevas para nosotras como el perrito, donde él se siente más poderoso y libre con respecto a la pareja, es una postura que suele gustarle mucho porque le acerca más a la parte salvaje y animal de la sexualidad. Lo mismo le pasa a ella, en cuanto a sentirse más cerca de sus instintos, aunque no todas las mujeres la toleran”. A ellos les suele gustar la vista de la espalda, el sonido, la visión del acto en el que ellos llevan las riendas, el acceso a los senos de ella si se inclinan hacia delante, controlar el ritmo y el ángulo… Para la mujer también suele ser placentera debido a que permite una excelente estimulación de las paredes frontales de la vagina, la mujer se siente deseada con pasión y objeto de deseo intenso. La penetración suele ser profunda, y aunque el clítoris no se toque, el punto G puede ser masajeado con fuerza,

La edad dorada, es un buen momento para darle rienda a la arrechura como decimos en Chiapas, a todo nuestro instinto y experiencia que enriquece nuestra sexualidad, nada nos está prohibido, solo cuidar con quien nos relacionamos y que exista respeto y comunicación.

Dale a tu cuerpo alegría Macarena, que es cosa buena.

Print Friendly, PDF & Email