fbpx
Home > Opinión > Por la cuarta: Que la edad no nos detenga por Enriqueta Burelo Melgar

Por la cuarta: Que la edad no nos detenga por Enriqueta Burelo Melgar


Enriqueta Burelo Melgar Programa de la Mujer, Consejo Estatal de Población 1984, Fundadora del Departamento de Género, UNACH y fue Secretaria Municipal de la Mujer, Tuxtla Gutiérrez (2015-2018). Se ha desempeñado como articulista y conductora de televisión. Colaboró en el libro Desde mi Piel, un retrato de 20 políticas chiapanecas en el 2015.

Por la Cuarta | Enriqueta Burelo Melgar

Las mujeres de la tercera edad nos atrevemos a todo con tal de llamar la atención, hasta de aceptar la suplencia de una candidatura o iniciar una carrera de santdupera, ante la avalancha de las nuevas generaciones, con unos cuerpazos dignos del mejor cirujano plástico y también hay que reconocer que varios cuerpecitos son gracias a las fajas o a las tres horas de gimnasio diario, cuando ya a nosotras nos crujen las rodillas al dar una vuelta a la manzana, me enoja que las fajas las hacen para las flacas y a las gorditas sexies que nos coma el chucho.

Yo me siento en la mejor etapa de mi vida, el otro día me dice un taxista,“discúlpeme lo que le voy a decir pero tiene usted un cuerpazo”, en otra época me hubiera sentido halagada como cuando los albañiles me decían con savoir faire “quien fuera tren para pasar por tus curvas”, y lo hubiera considerado un piropo, hoy lo acusé de acoso, ni modos, ya estoy descontruida, perdón deconstruida, ya me leí todos los textos de la Lagarde, de Judith Butler y hasta Las Mujeres Aman Demasiado.

No se me antoja mucho ese concepto de cougar o sugar mamy, el primero porque me siento en la selva al acecho de mi presa, de un cachorro, al que voy a devorar y por otra parte eso de mantener a un galán porque nos haga todos los servicios de sopleteado y engrasado, pues que lo mantenga el gobierno, o practicar el maternaje con alguien que no es tu hijo, ni siquiera adoptivo, ni que fuera la madre patria.

Mi gurú, en los terrenos amorosos, me comentaba la otra vez, hay que ir construyendo mentalmente el tipo de hombre que queremos, soñarlo, pensarlo, decretarlo para que se te haga realidad, sino Liam Neeson, por lo menos Andrés García en sus buenos tiempos antes de que tuviera que usar “bombita”, como dice la Tigresa en su libro A Calzón Quitado. Ya que de acuerdo al manual de autoayuda que atontó a media humanidad en la década de los 80s, El Secreto de Rhonda Byrne, la ley de atracción es tan real como la ley de gravedad y el universo cuando deseas algo muy fuerte te lo da.

Estoy en una etapa de aprendizaje, hasta me volví empresaria y en sexualidad si yo les contara, el libro de Xaviera Hollander, parecería la Caperucita Roja, pero al mismo tiempo soy más selectiva, y aprendí a decir no, ante la amenaza de di si y te llenaras de hijos, bueno a mi edad… lo de los hijos es broma pero en una de esas le hago la competencia a Santa Ana.

Para las recién nacidas, Xaviera Hollander, saltó a la fama por su libro The happy hooker (La prostituta feliz), que fue traducido a varios idiomas y vendió millones de copias. Además de este libro, ha publicado varios otros relacionados con el sexo y la prostitución. Es considerada un icono de la liberación sexual .He descubierto otro libro de ella  que despierta mi imaginación La mejor parte del hombre, y yo muy en el fondo espero que la mejor parte del hombre sea su cerebro,

En lo particular me intriga como cada mujer asume la edad de manera diferente, algunas la edad las abruma y quisieran encontrar la fuente de la juventud, mientras que otras entienden que es parte de la vida y la asumen con elegancia. La depresión, la ansiedad y el mal manejo de las enfermedades crónicas son los problemas de salud de la tercera edad, somos una polifarmacia por la cantidad de medicinas que tomamos.

Sin embargo, la tercera edad no es un impedimento para correr un maratón, en mi caso sería la tortuga de la fábula, siempre que encuentre a un conejo o coneja que se confíe, saltar de un paracaídas es mi sueño dorado, aunque la feria no me dejaron saltar del bungee por mi peso, bailar un tango o hasta hackear una cuenta, todo está nuestro alcance.

Que la edad no nos detenga para cumplir nuestros sueños, iniciar una carrera, irte de mochilera, lo que si  les recomendaría es que si quieren tener novio, no está de más que sea un geriatra, o cirujano plástico, nutriólogo o maestro de zumba.

Hay varios ejemplos de mujeres en primera línea de batalla ya maduritas, Madeleine Albright, fue la primera mujer en convertirse en secretaria de Estado de los Estados Unidos, después de ser embajadora en las Naciones Unidas, a sus 83 años sigue escribiendo, Olga Sánchez Cordero la secretaria de gobernación 73 años, la reina Isabel 95 años, Golda Meir fue primer ministra de Israel a los 70 años, en el terreno académico es muy común encontrarnos a mujeres destacadas que pasan de los 70 años y en el arte tenemos el ejemplo de Alicia Alonso, bailarina del Ballet Nacional de Cuba, que murió bailando a los 90 años de edad.

Así que podemos decir la vida comienza a los 60, y que lo demás fue práctica…

Print Friendly, PDF & Email