fbpx
Home > Opinión > Por la cuarta: “Somos bellas siendo tal cual somos y algún día seremos viejas y guapas” por Enriqueta Burelo

Por la cuarta: “Somos bellas siendo tal cual somos y algún día seremos viejas y guapas” por Enriqueta Burelo

María Enriqueta Burelo Melgar originaria de Chiapas ha sido Coordinadora del Programa de la Mujer, Consejo Estatal de Población 1984, Fundadora del Departamento de Género, UNACH y fue Secretaria Municipal de la Mujer, Tuxtla Gutierrez ( 2015-2018). Se ha desempeñado como articulista y conductora de televisión. Colaboró en el libro Desde mi Piel, un retrato de 20 políticas chiapanecas en el 2015.


Por la Cuarta | Enriqueta Burelo Melgar

 

“Somos bellas siendo tal cual somos y con suerte, algún día seremos viejas y guapas”.

Los Horóscopos de Durango cantan: El tintalabio, toque de rímel. Moldeador como una artista de cine. Peluquería, crema hidratante. Y maquillaje que belleza al instante en Antes Muerta que Sencilla. Una frase en boga es la siguiente; no hay mujeres feas solo pobres, haciendo alusión que no todas pueden tener acceso a un buen cirujano plástico, cuando subir chichis, te cuesta 30,000 pesos y subir otras cosas, pues depende a cuánto, muchas están dispuesta a correr los riesgos del quirófano, con tal de tener el trasero de Jennifer López, la naricita de Selena Gómez,  los labios de Angélica Jolie, no sé si estarían dispuestas a hacerse una mastectomía total, como ella, para evitar caer en las garras del cáncer de mama, ya que hay predisposición familiar.

Mientras tanto quienes somos simples mortales talla 40 o XXXL sufrimos cuando vamos a comprarnos un ouftit de presumir, mentalmente nos vemos enfundadas en un vestido sexi, sin mangas, de escote generoso, y me he visto en la necesidad de  terminar comprando en la sección de maternidad, donde los senos también están de un tamaño generoso, gracias a la leche acumulada y no al cirujano plástico de la esquina.

En esta lucha que libramos las gordibuenas como nos llamamos entre nosotras para disimular nuestro desencanto con nuestras curvas que parecen la antigua carretera a San Cristóbal. Una conocida marca de origen nórdico, coloca la sección de tallas grandes en un lugar tan escondido que necesitas lupa para encontrarle, aun cuando a manera de disculpa quiero agregar que es de las pocas tiendas donde he encontrado ropa atractiva para mi talla, es cuestión de hacer un safari en la tienda.

Por otro lado hay marcas que se han atrevido a romper estereotipos, una de ellas es Nike. 2017 lanzó una línea que ampliaba las tallas desde XL hasta 3XL. El mes pasado apostó por darle una mayor visibilidad con la inauguración de un nuevo espacio en su tienda de Londres, donde se puede encontrar ropa deportiva para atletas femeninas plus size e inmediatamente surgieron las críticas: “El nuevo maniquí de Nike es inmenso, gigantesco y jadea de grasa. Es obeso y no se está preparando para correr con su traje de Nike”, escribió una periodista británica. Los usuarios de Twitter no tardaron en sumarse a un debate sobre cómo debe ser un cuerpo saludable que, en el fondo, esconde un alegato gordofóbico, estigma y rechazo social que sufren las personas cuyos cuerpos no se ajustan a las normas de belleza.

“Vivimos en una sociedad hipócrita que por un lado nos exige a las gordas hacer deporte, pero cuando mostramos que hacemos deporte también somos criticadas. Es un quiero y no puedo, ¿quieren que hagamos deporte a escondidas, de noche, cuando nadie nos vea para no ser objeto de insultos.

Por otra parte adelgazar no es fácil. Te puedo hacer un resumen de nutriólogas, bariatras, médicos en Tuxtla Gutiérrez, que se dedican a bajar de peso, que es lo que hace que con unas funcione y otras no. Hoy hay quienes desencantadas de dietas y masajes han recurrido a operaciones drásticas como el by pass, la dona, y etc., que en algunas personas funciona y en otras no, no es una fórmula mágica el hecho de que te corten medio estómago y dices -ya la hice tendré el cuerpo de Kate Mildleton, hasta la tumba-, pero resulta que si le entras de nuevo a las calorías y a la grasa puedes recuperar el peso y más.

Por otra parte, siempre me he hecho la pregunta, si todos las gorditas y gorditos estamos enfermos, en mi caso no podría decir que soy totalmente sana,  después de bailar sones chiapanecos, siento que me va a dar un ataque cardiaco, eso después de chutarme dos horas de los Ángeles Azules, Menudo y la Sonora Margarita, si creo que debo moverme más, los músculos se atrofian cuando no los usas, también la cabeza y la panocha, perdón, el clítoris, la vulva, la vagina se llenan de telarañas y ya no encuentras el punto g.

Sin embargo, hay puntos de vista con los que estoy muy de acuerdo, cada vez más psiquiatras y nutricionistas condenan el culto excesivo de la delgadez corporal y advierten contra los efectos nefastos de las dietas descontroladas y otra cuestión ni todos las gordas están enfermos ni todos comemos mal, para muestra basta un botón, un día me hice una análisis completísimo de sangre, y salí súper saludable frente a unos flacos de mi oficina con cara beige burócrata, con colesterol, la banda de los triglicéridos ya había hecho de las suyas, presión alta, y hasta depresión, pues como no con ese régimen de comida Godínez y sin disfrutar de la vida, se tenía que decir y se dijo.

Y otras observaciones ya que estamos en caliente: ¿Por qué para combatir la obesidad no se bajan los precios de los alimentos saludables o aumentan los salarios de los más pobres? ¿Por qué no se evitan las largas jornadas laborales, cada vez más sedentarias?

Y volviendo a las tallas grandes, ser enormemente bella, tiene sus ventajas, regularmente las XXXL casi una película porno, están en barata, así que aprovecha, algunos vestiditos de maternidad no están tan mal, aprovecha la nueva colección de Dolce & Gabbana, quienes decidieron ampliar las tallas de sus prendas a partir de su próxima colección pre fall o sea antes de la temporada otoñal 2020, pasando de tener solo tallas para chicas cero a llegar hasta la XXXL.

Ya han recibido su buena tunda vía Facebook; hay quienes dicen vivan las curvis, las mujeres reales y otras que es por negocio, que los diseños no favorecen a las modelos, pero finalmente ahí están casas de moda que antes ni pensarían diseñar para nosotras lo están haciendo por money o lo que sea, ya están ahí las tallas grandes.

No olvidemos comer saludable, caminar es muy barato, derrites grasa, usar nuestro chocho como dirían las españolas y ¡olé!, que la ropa no nos apriete el chocho, como aquellos pantalones de mezclilla violadores que usábamos en los 7Os.

Y dale a tu cuerpo alegría Macarena y antes muerta que sencilla…

 

 

.

 

 

 

 

 

 

Print Friendly, PDF & Email