fbpx
Home > México > Un grito en silencio: Mujeres denuncian por mensajes de texto o correo durante confinamiento

Un grito en silencio: Mujeres denuncian por mensajes de texto o correo durante confinamiento


Ciudad de México / Israel Ortega/Reforma.- Las mujeres han optado por hacer denuncias por mensajes de texto o correo electrónico para evitar ser escuchadas por sus agresores en el confinamiento obligado por el Covid-19.

La directora de la Red Nacional de Refugios, Wendy Figueroa, explicó que han comenzado a registrar más mensajes que podrían ser la alternativa de mujeres que están encerradas con sus victimarios.

“Sabemos que lamentablemente muchas otras mujeres no lo van a poder hacer (llamar) porque su agresor está con ellas y esto ya lo empezamos a identificar”, comentó Figueroa.

“Las llamadas telefónicas empezaron a bajar y se empezaron a incrementar los mensajes por redes sociales y mensajes por correo. Es una de las primeras hipótesis que hemos tenido que las mujeres están pudiendo acceder más a medios escritos que no pongan en riesgo que el agresor las escuche”.

En el primer mes del confinamiento, la Red registró un incremento del 80 por ciento de llamadas y mensajes de solicitudes de apoyo por violencia de género en el país.

De éstas, el 44 por ciento fueron solicitudes que se hicieron en la Ciudad de México y en el Estado de México.

Entre las estrategias que recomienda la Red, para evitar la confrontación directa, está la creación de grupos de apoyo que también podrían hacer la llamada de auxilio por la víctima.

“Estamos invitando a que ellas mismas puedan generar sus redes de apoyo a través de grupos de WhatsApp, de Telegram, con dos o tres personas de su confianza”, abundó.

“Para que si están en una situación de riesgo puedan mandar un ícono que ellas escojan de la misma plataforma del celular que significa que llamen a la patrulla o que puedan acudir a su casa o hacer una llamada”.

Otro patrón que ha surgido durante la pandemia es que las mujeres jóvenes son quienes llaman para orientarse si alguna de sus conocidas está siendo víctima de agresiones.

“Si escuchamos gritos, insultos, golpes, en la casa de en frente, en el departamento de a lado hagamos una llamada anónima, que no nos quedemos callados, al 911”, recomendó Figueroa.

“Debemos de dejar de estar callados y calladas como sociedad y también sumarnos a una cultura de no violencia”.

Parte de las mujeres que han llamado a esta Red, un 19 por ciento, han manifestado que antes buscaron al Gobierno, pero obtuvieron una atención inapropiada a la violencia que reciben.

REFORMA dio a conocer que el Consejo Ciudadano ha registrado un incremento en la violencia doméstica y que se cuadruplicaron las llamadas en el periodo de confinamiento por el coronavirus.

Print Friendly, PDF & Email