fbpx
Home > Alerta de Género > Veracruz: Fiscalía “reclasificó” casi la tercera parte de feminicidios.

Veracruz: Fiscalía “reclasificó” casi la tercera parte de feminicidios.

Aun así Veracruz permanece en primer lugar de asesinatos de mujeres por razón de género. Reconoció ser familiar de la operadora del líder de la delincuencia organizada comandante H, capturado en Coatzacoalcos. No supo responder a la pregunta de cuántas mujeres fiscales había en Veracruz.


Xalapa, Veracruz / /Nicolás Cruz Hernández (Billieparker Noticias).– Durante su comparecencia ante diputados locales, la encargada de despacho de la fiscalía General del Estado, Verónica Hernández Giadáns, informó que en 2019 se iniciaron 80 mil 326 carpetas de investigación, de ellas, 30 mil asuntos se encontraron sin control. Reconoció que de 142 carpetas de investigación sobre feminicidios, 42 fueron “reclasificadas porque no obedecían” al protocolo establecido.

Los colectivos, Observatorios, organizaciones sociales y la oposición cuestionaron la reclasificación en la mesa de la nueva encargada del despacho sobre la violencia extrema contra las mujeres, ya que dijeron, en su intento de “sacar del primer lugar de la lista de entidades federativas con mayor número de feminicidios”, aseguraron que “se contribuye a la impunidad”, base estructural de la violencia por razón de genero.

Cifras oficiales ubican a Veracruz al mes de diciembre del 2019 en la cabeza del número de denuncias por abuso y hostigamiento sexual en todo el país. Y en feminicidios Veracruz acumula el doble del estado de México, según datos del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SNSP).

La fiscalía actual reportó que en noviembre y diciembre de 2019, la FGE reportó al SESNSP de la SEGOB, que se habían registrado cinco feminicidios en cada uno de esos meses, esto es, que el delito descendió en 66.6% por ciento con respecto a septiembre del mismo año, concluyendo que registraron 157 feminicidios durante el primer año de la actual administración. Desde octubre y hasta finalizar el 2019, empezaron a descender, aseveró la Fiscal General.

Las cifras ofrecidas por Verónica Hernández Giadáns en 217 palabras, que le dedicó en su presentación en la comparecencia al tema que coloca a Veracruz en la cabeza de feminicidios en el país, no concuerdan con lo declarado en diciembre del 2019, Luego de hacer pública su “reclasificación” de las carpetas de feminicidios, donde decidió que del mes de enero al 30 de noviembre, se habían se han registrado 137 casos de muertes de mujeres, de los cuales afirmaron que sólo 95 fueran reclasificados como feminicidios.

Según la encargada de la Fiscalía General del Estado (FGE), del universo total de 137 que reportó en diciembre, 32 fueron considerados como un probable homicidio, 2 clasificados como un secuestro agravado, 4 casos dijeron que no eran muertes delictivas, 3 casos los catalogaron como “suicidios” y uno de los casos señala, es por omisión de cuidados. “De estas 137, lo que hicimos fue hacer una reclasificación, estudiar carpeta por carpeta para ver si realmente era considerado feminicidio o no”.

Pese a que en su participación informó que en estos últimos meses se ha devuelto la institución a la sociedad, dejando atrás “arrogancia, prepotencia, indiferencia, desatención, simulación y todo aquello que no debe existir para procurar justicia, sentando las bases de un ordenamiento institucional para que Veracruz sea modelo de transformación con justicia y paz, el problema es que por más intentos en la mesa de “reclasificaciones”, no han logrado que Veracruz deje de ser el estado más letal para las mujeres.

“Soy mujer de principios, que respeta la ley y la hace valer, no tengo militancia partidista, ni obedezco a complicidades de grupo, no soy abogada de una sola familia, sino de todas y todos los veracruzanos, pueden tener la confianza de que la procuración de justicia está en buenas manos”, dijo.

Los colectivos y observatorios recuerdan que la ley mexicana define que “comete el delito de feminicidio quien prive de la vida a una mujer por razones de género” y especifica siete circunstancias que se pueden entender como razones de género:

“La víctima presente signos de violencia sexual de cualquier tipo. A la víctima se le hayan infligido lesiones o mutilaciones infamantes o degradantes, previas o posteriores a la privación de la vida o actos de necrofilia.Existan antecedentes o datos de cualquier tipo de violencia en el ámbito familiar, laboral o escolar, del sujeto activo en contra de la víctima.Haya existido entre el activo y la víctima una relación sentimental, afectiva o de confianza.Existan datos que establezcan que hubo amenazas relacionadas con el hecho delictuoso, acoso o lesiones del sujeto activo en contra de la víctima.La víctima haya sido incomunicada, cualquiera que sea el tiempo previo a la privación de la vida.El cuerpo de la víctima sea expuesto o exhibido en un lugar público”.

El OCNF define al feminicidio como la manifestación más extrema de discriminación y violencia contra ellas, donde “el odio, la discriminación y la violencia tienen su expresión por medio de las formas brutales en las que los cuerpos de las niñas, adolescentes y mujeres adultas son sometidos, y de esta forma se evidencia el odio y desprecio hacia ellas”.

La Corte Interamericana de Derechos Humanos (COIDH) define como feminicidios “los homicidios de mujeres por razones de género considerando que éstos se dan como resultado de una situación estructural y de un fenómeno social y cultural enraizado en las costumbres y mentalidades, lo que todas las definiciones se cumplen en el estado de Veracruz donde 1 de cada 5 feminicidios del país ocurren en Veracruz.

En su mensaje ante legisladores dijo que se asignaron 400 nuevas plazas para el fortalecimiento de áreas operativas, de esa se crearon 200 puestos para policías ministeriales; 130 para la contratación de fiscales; 30 para cuadros de servicios periciales y 40 a la unidad antisecuestro.

Al hablar de los casos de desaparición de personas, se reportó el trabajo coordinado en nueve operativos de búsqueda, la asistencia a 19 reuniones entre autoridades y colectivos, y el nombramiento de seis nuevos fiscales.

Indicó que la fiscalía recibió 30 recomendaciones de la Comisión Estatal de Derechos Humanos (CEDH), de ese total cuatro se encuentran en proceso de análisis, 24 fueron aceptadas y dos rechazadas. De enero a diciembre se registraron 298 casos de secuestro, y se logró la detención de 147 presuntos culpables y se desarticularon 22 bandas dedicadas a dicho ilícito, y se obtuvieron 56 sentencias condenatorias.

Pese a los cuestionamientos por ser familiar de la operadora del líder de la delincuencia organizada comandante H, capturado en Coatzacoalcos, lo que admitió al referir que a la familia no se le escoge, la fiscal insistió que en tan sólo cuatro meses y luego de un intenso trabajo, de un alto compromiso y con el apoyo irrestricto de un universo de mujeres y hombres profesionales, comprometidos, con vocación y honestidad, se ha puesto a la Fiscalía General al servicio de la población veracruzana lo que dijo coadyuvará a disminuir la cifra negra producto de la poca efectividad que persistía en todas las áreas de la Fiscalía-

“Por lo que al incrementar la denuncia tendremos mayor certeza de la situación que impera en el Estado, lo cual propiciará con el análisis de los fenómenos delictivos, el desarrollo de estrategias más certeras y contundentes, y con mayor cercanía social ajustaremos las acciones para la prevención y combate de las conductas delictivas en Veracruz”.

Al referirse a las actividades realizadas por la Fiscalía General del Estado ante la Comisión de Procuración de Se informó que se iniciaron 80,326 carpetas de investigación, de las cuales, al asumir las funciones como Encargada de Despacho, se encontraron aproximadamente 30,000 que no habían sido ingresadas en las bases de datos e instrumentos oficiales.

Print Friendly, PDF & Email