fbpx
Home > Opinión > Por la cuarta: Retirarse con paga por Enriqueta Burelo Melgar

Por la cuarta: Retirarse con paga por Enriqueta Burelo Melgar


Enriqueta Burelo Melgar Programa de la Mujer, Consejo Estatal de Población 1984, Fundadora del Departamento de Género, UNACH y fue Secretaria Municipal de la Mujer, Tuxtla Gutiérrez (2015-2018). Se ha desempeñado como articulista y conductora de televisión. Colaboró en el libro Desde mi Piel, un retrato de 20 políticas chiapanecas en el 2015.

Por la Cuarta | Enriqueta Burelo Melgar

Benditos chat de mujeres que funcionan como mecanismos de contención, asesoría jurídica, caja de ahorros, celebración de cumpleaños, intercambio de consejos, hasta los que no te piden, en una de esas noches de febrero, surge espontáneamente un tema que a todas las mujeres nos preocupa: cómo retirarnos en óptimas condiciones económicas, o sea ser autosuficientes económicamente, cuando ya la 4T nos llegue con todos los achaques del mundo, ya que de acuerdo con el adagio popular, el que paga manda y si se equivoca vuelve a mandar.

En este contexto que nos espera a las mujeres, y cada mujer tiene sus características especiales, yo en lo particular, soy un desastre ahorrando, ni un peso he podido ahorrar en mi vida, en una ocasión, una tía me abrió una cuenta que se tragó el banco, ya que debía permanecer con determinado saldo y como yo saque un poco, de seguro para un apuro de última hora, no lo repuse y cuando quise ir por el resto, ya era parte del patrimonio no sé si de Bancomer o de BANAMEX.

Cuando cumplí quince años mi abuelita me regaló un bono del Ahorro Nacional que cobraría en 5 años, y en mi ingenuidad pensaba usarlos en una gran fiesta donde tocaran Los Dabkys, un conjunto de mi época que eran mis ídolos: Todos los momentos que pasé junto a ti, han pasado a ser los momentos de cuando fui feliz, y me derretía, Sin embargo cuando cobre el cheque está a punto de graduarme de psicología, aparentemente con más madurez, recibí 15,000 pesos, un buen de pesos en ese tiempo y en menos de una semana le hice viva la flor, como decían las abuelas.

Pareciera que el dinero es malo, que me quema las manos, creo que le debo fidelidad a algún antepasado o antepasada gastalon diría Bert Hellinger de Constelaciones Familiares, y así ha transcurrido mi vida, de mi sueldo pago cosas que me deberían pagar del trabajo, soy esplendida, para nada coda, no sé si será virtud o defecto, no puedo evitarlo, si en ocasiones no coopero para una donación, es porque ya me gasté la quincena, no por coda.

Para las mujeres solas ya sea por divorcio o porque así nacimos, como dice Julio Iglesias, en ocasiones nos resulta difícil ahorrar sobre todo si tenemos hijas o hijos, durante la escuela de mi hija,  por imprudente, por fifi como dirían ahora, siempre la tuve en escuelas particulares, intercambios al extranjero y todo lo que implica la educación, me di el gusto de hacerlo, pero imposible ahorrar ni un peso partido por la mitad.

Posteriormente he tenido altibajos financieros, me pensioné porque quería ser libre y volar con mis propias alas, tuve un buen trabajo y posibilidades de ahorrar, pero debido a mi falta de educación financiera y que soy bastante manirrota, como se le dice a una persona que gasta el dinero a manos llenas como si fuera hija de Slim, no aproveché está oportunidad,  creo que soy un buen ejemplo de lo que no se debe hacer en el terreno financiero, lo que me salva es que tengo una modesta pensión, casa propia y apoyo familiar, me gustaría recibir una pensión, pero cosa curiosa , si me muero quien recibirá la pensión será mi ex, tenemos un buen rato separados, si no me divorcio antes.

Así que compañeras a ahorrar aunque sea un 5 por ciento de sus ingresos no se confíen en que ahorita tienen un buen trabajo o un buen marido que las consiente, la vida da muchas vueltas, si tienen posibilidades cómprense un seguro para el retiro ahora que están jóvenes,  tengan una actividad económica que les genere ingresos aunque sea modestos, recientemente tome un curso de corte empresarial para cambiar mi chip de Godínez a empresaria, y siempre existe la posibilidad de emprender, de revisar sus talentos,  y sacar jugo a ellos, eres buena cocinera, sabes cuidar niños, tienes paciencia con los adultos mayores,  eres buena vendedora, examínate a fondo y no dejes pasar el tiempo, mientras tanto si trabajas en la iniciativa privada o en la administración pública, pide aumento o recategorizacion, si reúnes los requisitos para ello, revisa como está el sistema de retiro, que necesitas para cumplir la disposición, no te duermas en tus laureles, porque camarón que se duerme termina en un coctel.

Print Friendly, PDF & Email